Página 91 - FVM

Versión de HTML Básico

Modos de soporte ventilatorio
91
respecto al flujo basal y asociados con ventilación pulmonar. Durante la
ventilación mecánica hay dos tipos básicos de ventilación: controlada por
el ventilador y espontánea.
Una ventilación se considera controlada si el ventilador determina el
comienzo y el final de la fase inspiratoria, es decir, la máquina dispara y
cicla la ventilación. Por ejemplo, una ventilación controlada por volumen,
disparada por ventilador y ciclada por volumen, es una ventilación con-
trolada, ya que el ventilador controla el aporte del volumen circulante y
la frecuencia respiratoria. Existe la posibilidad de que el paciente inicie la
ventilación y decida la frecuencia, y que el ventilador suministre el volumen
circulante programado. Esta forma de ventilación se denomina «asistida» y
la describiremos más adelante.
Una ventilación espontánea es aquella iniciada y ciclada por el pa-
ciente. En este caso, el volumen o la presión, o ambos, no dependen de
un valor previamente seleccionado, sino de la demanda inspiratoria y
de la mecánica pulmonar del paciente. Si el ventilador genera suficiente
flujo para satisfacer las demandas del paciente, la presión de la vía aérea
permanecerá en valores próximos a los de la espiración, tal como sucede
con la ventilación con presión positiva continua (CPAP,
co
ntinuous posi-
tive airway pressure).
En el caso de la ventilación con presión de soporte
(PSV,
pressure support ventilation),
el paciente dispara y cicla la inspiración,
mientras que el ventilador suministra una presión inspiratoria programada
que asiste el esfuerzo inspiratorio, por lo que se denomina respiración
soportada. Las diferencias entre los diferentes tipos de ventilación se ex-
ponen en la tabla 2.
La distribución de los componentes muscular y mecánico de la presión
de insuflación difiere según el tipo de ventilación que el paciente reciba. Así,
durante la ventilación controlada, la presión necesaria para iniciar la inspira-
ción la genera el ventilador en su totalidad; en la ventilación espontánea, la
presión inspiratoria total la proporciona la musculatura respiratoria; y en
la ventilación soportada, la presión de insuflación es la suma de la presión
muscular y la aplicada por el ventilador (véase la figura 4).
3.2 Sustitución total y parcial de la ventilación
Los términos sustitución total y parcial de la ventilación se utilizan para
describir la cantidad o extensión de la ventilación mecánica proporcio-
nada.