Página 75 - FVM

Versión de HTML Básico

Descripción de un ventilador
75
Un tema importante a recordar, en relación a la tubuladura del venti-
lador, es el concepto fisiológico del «espacio muerto». Para lo que estamos
analizando ahora, el espacio muerto nos debe recordar a la tráquea, una
zona muy ventilada pero que no produce intercambio de gases. No hay que
olvidar que el aumento del espacio muerto produce hipercapnia, porque a
igual volumen circulante menor volumen alveolar. El símil seria la reinhala-
ción, lo que nos ocurriría si respirásemos con la cabeza dentro de una bolsa
de plástico de forma hermética. Si nos fijamos bien (véase la figura 3), en
la tubuladura la inspiración está separada de la espiración y sólo se juntan a
partir de la Y; por tanto, estamos inspirando por un lado y espirando por el
otro, con lo cual la tubuladura no produce un aumento del espacio muerto
porque no hay reinhalación. Éste sería el primer mensaje: la conexión de
un paciente a un ventilador, debido a que utiliza unas tubuladuras que con-
ducen el gas de la inspiración y la espiración por separado, no aumenta el
espacio muerto. El segundo mensaje importante en relación a las conexiones
del ventilador es que todo el aumento de tubuladura a partir de la Y hacia la
conexión del tubo endotraqueal producirá un aumento del espacio muerto.
Así, la incorporación del humidificador higroscópico (véase la figura 4), de
una conexión para medir gases o monitorizar el flujo (véase la figura 5),
o de un tubo corrugado como alargo para mayor confort de la cabeza del
paciente, aumentan el espacio muerto instrumental.
El circuito de retorno del paciente hacia el ventilador, por donde vuelve
al ventilador el gas que procede del paciente, se conecta al sistema que regula
Figura 4. Visión de la tubuladura conectada a un simulador con humidificador higroscópico.