Página 74 - FVM

Versión de HTML Básico

74
Capítulo 5
automática del ventilador, con el fin de que el paciente no tenga una difi-
cultad añadida en iniciar la inspiración en el ventilador.
En la parte frontal del ventilador, de alguna forma el fabricante habrá
diseñado un sistema que permita prefijar estos parámetros a los que hemos
hecho referencia: el porcentaje de mezcla de oxígeno, la modalidad que
queremos utilizar con los parámetros escogidos que la definen, el
trigger
y
algo que aún no hemos analizado, que son las alarmas. Todas estas varia-
bles podrán prefijarse en el ventilador, y en la mayoría de los casos pueden
visualizarse en una pantalla (véase la figura 2). También tendremos en esta
pantalla las variables a monitorizar, sus registros gráficos y los parámetros
que hemos fijado como límites de alarma.
Una vez que el ventilador ha generado el volumen circulante, éste llegará
al paciente a través de una tubuladura. Hemos de identificar el lugar de sali-
da del gas en el equipo, donde se conectará la tubuladura que va al paciente.
Esta tubuladura llega a la Y que se conecta al tubo endotraqueal (véase la
figura 3), y de ella sale la tubuladura que vuelve al ventilador; es el circuito
por el cual retorna al ventilador el gas que viene del paciente y se conecta
a la válvula espiratoria. Ésta es la encargada de cerrar el circuito durante la
inspiración, de iniciar la espiración de forma adecuada, y de cerrar en el
momento apropiado para mantener la presión espiratoria final definida, sin
aumentar el trabajo respiratorio del paciente.
Figura 3. Visión de la tubuladura conectada a un simulador.