Página 71 - FVM

Versión de HTML Básico

Descripción de un ventilador
71
eléctrica y las tomas de los gases medicinales. Además, hay un interruptor
general y conexiones informáticas para adquisición de datos, así como un
sistema para la refrigeración del equipo. Lo importante que tenemos que
recordar es que en la parte posterior tenemos las conexiones de alimentación
eléctrica y de gases medicinales. Si progresamos en el equipo, en la caja negra
que a veces parece, nos podemos imaginar que inmediatamente después de
la entrada de los dos gases por separado tendremos un sistema que nos per-
mita mezclarlos en la forma deseada. Es decir, que en el interior del respira-
dor lo primero que encontraríamos sería un mezclador. Este mezclador nos
permitirá utilizar una concentración de oxígeno conocida y comprendida en
un intervalo del 21% al 100% para el gas inspirado. Mediante una válvula
proporcional y su mayor o menor apertura se realizará la mezcla deseada, y
para que esto ocurra de forma adecuada, la presión de los gases medicinales
deberá ser constante y equivalente. Además, cada conducción de gas debe-
rá disponer de válvulas unidireccionales para evitar la contaminación por
retorno de un gas sobre el otro, evitando el flujo retrógrado de una tubería
sobre la otra. En algunos ventiladores esta mezcla se acumula en reservorios
o fuelles, que actúan como cámara de mezcla. Algunos ventiladores no pre-
cisan suministro de aire comprimido y éste se genera mediante una turbina
que comprime el gas procedente del aire ambiental.
Si progresamos en la descripción del ventilador, en el sentido de los gases
hacia el paciente, la siguiente pieza fundamental para su funcionamiento
es la válvula inspiratoria para regular la salida de gas. Permite la apertura
o el cierre del flujo, así como las diferentes variaciones en su magnitud y
duración. Este sistema es el que posibilita la inspiración, el que genera un
gas presurizado que se administra a la vía aérea del paciente. Para que esto
ocurra, la válvula espiratoria deberá estar cerrada.
En la ventilación mecánica se han usado distintos sistemas para admi-
nistrar el flujo inspiratorio y modificar el patrón de este flujo. Hay varios
sistemas neumáticos para generar flujo que aún podemos encontrar en los
ventiladores que estamos utilizando: el sistema de pistón, que consiste en
introducir en el pulmón del paciente, en el movimiento de ida, el gas que se
ha acumulado en el cilindro en el movimiento de retorno; el de restricción
variable del flujo; o el de válvula de tijera que pellizca el tubo, accionado
por un motor de avance gradual que permite la regulación de la apertura
de la tijera. En los sistemas de fuelle que almacenan en su interior el gas
a administrar, el fuelle está contenido en una cámara que se presuriza con
el gas procedente de un compresor, y al comprimir el fuelle administra al
paciente el gas en él contenido.