Página 64 - FVM

Versión de HTML Básico

64
Capítulo 4
6 Efectos neurológicos
Los efectos de la ventilación mecánica sobre el sistema nervioso central se
traducen principalmente en alteraciones de la perfusión cerebral y elevación
de la presión intracraneal. Lógicamente, los pacientes con hipertensión intra-
craneal tienen mayor riesgo de reducción de la presión de perfusión cerebral.
6.1 Reducción de la presión de perfusión cerebral
Debido a que la ventilación con presión positiva puede reducir el gasto
cardiaco y la presión arterial media, también puede descender la presión
de perfusión cerebral (diferencia entre presión arterial media y presión in-
tracraneal). Por otra parte, la inducción de hiperventilación para tratar la
hipertensión intracraneal disminuye la PaCO
2
y puede causar isquemia si
se produce una vasoconstricción cerebral excesiva.
6.2 Incremento de la presión intracraneal
La ventilación mecánica puede provocar un aumento de la presión intracra-
neal como consecuencia del incremento en la presión venosa yugular y de
la reducción del retorno venoso cerebral, lo que ocasiona una disminución
de la presión de perfusión cerebral. No obstante, la relación entre la pre-
sión positiva en la vía aérea y la presión intracraneal depende del grado de
distensibilidad pulmonar y cerebral. Se ha demostrado que cuando la PEEP
se aplica en el marco clínico apropiado (disminución de la distensibilidad
pulmonar), la transmisión de la presión de la vía aérea a la aurícula derecha,
y por tanto al compartimento intracraneal, es menor.
El desarrollo de hipercapnia, como consecuencia de una hipoventilación,
produce un aumento del flujo sanguíneo cerebral y puede elevar la presión
intracraneal. En cualquier caso, siempre que sea necesario aplicar una PEEP
alta en pacientes con lesión cerebral debe monitorizarse la presión intracraneal.
La hiperventilación iatrogénica, inducida durante cortos periodos de
tiempo, se ha utilizado históricamente como una de las medidas de control
de la presión intracraneal en casos de hipertensión intracraneal resistente al
tratamiento de primera línea. Los efectos de la reducción aguda de la PaCO
2
se traducen en vasoconstricción de la vasculatura cerebral con disminución
del flujo sanguíneo y descenso temporal de la presión intracraneal.