Página 54 - FVM

Versión de HTML Básico

54
Capítulo 4
1 Conceptos básicos de mecánica respiratoria
1.1 Gradientes de presión a través del sistema respiratorio
Para que se produzca la inspiración debe haber un gradiente de presión entre
la vía aérea superior y los alvéolos. Este gradiente periódico de presión tiene
que vencer la impedancia del sistema respiratorio (resistencia y elastancia)
para generar un flujo de gas que ocasione un cambio en el volumen pulmo-
nar en función del tiempo.
La cantidad de presión necesaria para inflar los pulmones, denominada
presión transrespiratoria, es la resultante de todas las presiones que actúan
sobre el sistema respiratorio, constituidas por la presión de ventilación, ge-
nerada por el ventilador mecánico y la presión muscular, producida por la
contracción de los músculos respiratorios. Si la musculatura está inactiva
(apnea o parálisis muscular), la presión muscular será nula y por tanto toda
la presión aplicada derivará del ventilador.
La presión transrespiratoria es el gradiente de presión entre la vía aérea
superior y la superficie corporal, e incluye dos componentes: la presión nece-
saria para vencer el componente resistivo o presión transviaaérea (gradiente de
presión entre la vía aérea superior y los alvéolos), determinada por la resistencia
de la vía aérea y el flujo inspiratorio, y la presión requerida para vencer el re-
troceso elástico o presión transtorácica (gradiente de presión entre el espacio
alveolar y la superficie corporal), relacionada con el volumen circulante y la
distensibilidad toracopulmonar. El volumen pulmonar está determinado por
la presión transpulmonar (gradiente de presión entre los espacios alveolar e
intrapleural) y equivale a la presión de distensión alveolar.
La relación entre los diferentes gradientes de presión viene representada
por la «ecuación de movimiento» del sistema respiratorio (véase la figura 1).
1.2 Diferencias entre ventilación espontánea y ventilación mecánica
La diferencia fundamental entre la ventilación espontánea y la ventilación
mecánica radica en la inversión de la presión intratorácica (intrapleural)
durante la fase inspiratoria. La inspiración espontánea se produce por ge-
neración de una presión intratorácica subatmosférica (presiones pleural y
alveolar negativas), como consecuencia de la contracción de los músculos
respiratorios (diafragma), que provoca la expansión de la cavidad torácica.
Por el contrario, durante la ventilación mecánica, al aplicar una presión