Página 237 - FVM

Versión de HTML Básico

Transporte del paciente con ventilación mecánica
237
marcapasos transcutáneo. Además, es necesario transportar con el paciente
toda la medicación que está recibiendo (vasopresores, sedantes, relajantes
musculares, etc.) junto con las bombas de infusión y una caja o batea con
los fármacos básicos de resucitación ya preparados (véase la tabla 5).
3.2 Fase de transferencia
Ésta es la fase activa del proceso de transporte e incluye tanto la movilización
como el tiempo que el paciente permanece en el área de destino. El tiempo
que dura la transferencia se correlaciona con la incidencia de eventos adver-
sos. Los objetivos de esta etapa incluyen el mantenimiento de la estabilidad,
la continuación del tratamiento previo al transporte y la prevención de
contratiempos y errores iatrogénicos (véase la tabla 6).
1. Revisar y comprobar previamente todos los aparatos e instrumental necesa-
rios. El hospital o servicio receptor debe estar advertido de la transferencia
2. Evaluar la gravedad, los fallos orgánicos y las lesiones del paciente. Estabili-
zar los signos vitales
3. Prever los problemas clínicos que pueden surgir durante el traslado y, si es po-
sible, anticiparse a ellos
4. Asegurar la vía aérea y los accesos venosos antes del transporte. Programar el
mismo régimen de ventilación en el ventilador portátil. Es conveniente sedar
y administrar analgesia al enfermo antes de movilizarlo
5. Los tubos, las líneas vasculares, las sondas, etc., deben fijarse y asegurarse antes
de movilizar al paciente, y han de controlarse durante la evacuación
6. Las movilizaciones y las transferencias del enfermo a la camilla, a la mesa de
exploraciones o al vehículo de transporte tienen que ser cuidadosas. Admi-
nistrar analgesia al paciente antes de realizar maniobras y manipulaciones que
puedan ser dolorosas
7. Durante el transporte, monitorizar al menos el electrocardiograma, la satura-
ción de oxígeno y la presión arterial de forma no invasiva
8. Es preferible administrar la medicación necesaria antes de salir, para evitar
tener que hacerlo en el recorrido o en el servicio receptor
9. La perfusión de los órganos vitales debe mantenerse durante el transporte
mediante la administración de líquidos o catecolaminas, si la situación clíni-
ca del paciente lo requiere
10. Anotar todas las incidencias o complicaciones que ocurran durante el trasla-
do en una hoja de registro específica
Tabla 6. Decálogo de seguridad durante el transporte del paciente grave.