Página 232 - FVM

Versión de HTML Básico

232
Capítulo 14
2 Efectos fisiológicos del transporte
2.1 Efectos del transporte sobre el paciente
El traslado de un paciente ventilado mecánicamente desde un lugar a otro
puede ser una rutina para el equipo que lo realiza, pero induce una serie
de alteraciones en el paciente que pueden verse agravadas por el ruido, las
vibraciones y las aceleraciones generadas por cualquiera de los medios de
transporte. Los niveles elevados de ruido harán la auscultación cardiaca y
respiratoria difícil, mientras que la vibración excesiva puede dificultar ta-
reas como el cambio de líneas venosas y ocasionar artefactos eléctricos en
el equipo de monitorización. La aceleración en cualquiera de los ejes del
espacio puede aumentar transitoriamente el retorno venoso y producir un
deterioro clínico en los pacientes con insuficiencia cardiaca.
El transporte aéreo plantea problemas adicionales, como resultado de
la reducción en la presión atmosférica provocada por la altitud. Las conse-
cuencias clínicas más importantes derivan de la disminución de la presión
parcial de oxígeno y del aumento del volumen de los gases presentes en
una cavidad cerrada o semicerrada. Así pues, los pacientes graves ventilados
mecánicamente requerirán un aumento de la fracción inspirada de oxígeno
(F
I
O
2
) para mantener la misma PaO
2
. Por otra parte, los gases atrapados en
las cavidades fisiológicas pueden expandirse e inducir barotitis o barosinusitis,
mientras que la expansión de los gases contenidos en los espacios aéreos pa-
tológicos, como el espacio pleural o el tracto gastrointestinal, puede resultar
en neumotórax a tensión, perforación intestinal e incluso embolia gaseosa.
Por ello, antes del traslado por vía aérea debe drenarse cualquier neumotórax,
por pequeño que sea, y mantener permeable la sonda nasogástrica. El efecto
de la expansión de los gases puede reducirse provocando una desnitrogena-
ción mediante el incremento de la F
I
O
2
al 100% antes y durante el vuelo.
Otros problemas relacionados con la altitud son la caída de la temperatura
(aproximadamente 2ºC por cada 300 m de incremento en la altura) y el des-
censo de la humedad, por lo que todos los pacientes intubados deben recibir hu-
midificación pasiva, preferiblemente mediante un humidificador higroscópico.
2.2 Efectos del transporte sobre el equipo de soporte vital
La compresión y la descompresión de los gases durante el transporte aéreo
puede afectar igualmente al equipo de soporte vital utilizado. Durante el