Página 213 - FVM

Versión de HTML Básico

Ventilación no invasiva
213
manera periódica cuando se valora un paciente con insuficiencia respiratoria
y se realizan cambios en el tratamiento con oxígeno.
La presencia de insuficiencia respiratoria con acidosis respiratoria, pH
<7,35, y PaCO2 >50 mmHg es una indicación para iniciar la ventilación
no invasiva (véase la figura 1). Es preciso que el paciente se encuentre en
un aérea de cuidados críticos con personal especializado en el manejo de la
ventilación no invasiva, donde pueden ser monitorizados de manera cons-
tante los signos vitales, el ECG, la SaO
2
y el nivel de consciencia, y se tiene
acceso a intubación orotraqueal y maniobras de reanimación de inmediato
en caso de que fuese necesario.
En este paciente se inició la ventilación no invasiva con los parámetros
de modo de presión soporte (PSV) a 10 cmH
2
O, presión positiva al final de
la espiración (PEEP) de 4 cmH
2
O y F
I
O
2
de 0,24. El paciente mantuvo la
estabilidad hemodinámica, respiraba de forma sincrónica con el ventilador
y se mostraba colaborador. El volumen circulante (V
T
) era de 550 ml/min y
la frecuencia respiratoria de 24 resp/min. Los gases en sangre arterial
se detallan en la tabla 2 (18:00 h). Ante la persistencia de la hipercapnia se
modifican los parámetros del ventilador, aumentando la PSV a 14 cmH
2
O,
la PEEP a 5 cmH
2
O y manteniendo la F
I
O
2
en 0,24, con lo que se obtiene
un V
T
de 600 ml y una frecuencia respiratoria de 26 resp/min. Tras una hora
con estos nuevos parámetros se practica una gasometría de control (véase
la tabla 2, 20:00 h).
Se decide continuar con los mismos parámetros durante toda la noche,
con muy buena tolerancia. Se suspende la ventilación no invasiva sólo para
hidratación, higiene y manejo de secreciones. Se comienza a alternar venti-
lación no invasiva con ventilación espontánea con máscara de oxígeno (F
I
O
2
de 0,24). Después de permanecer una hora con ventilación espontánea,
presenta los gases arteriales que se muestran en la tabla 2 (6:00 h).
Al día siguiente de su ingreso, debido a la estabilidad clínica y la correc-
ción de la acidosis, se traslada al paciente a la sala de neumología. No se
espera una corrección de la hipercapnia hasta niveles normales, ya que muy
probablemente se trate de un retenedor crónico de CO2. Su evolución es
buena y pasadas 24 horas más se suspende la ventilación no invasiva.
Entre los estudios complementarios realizados destaca una tomografía
computarizada de tórax que fue normal, y permitió descartar la presencia de
bronquiectasias, bullas y otro tipo de lesiones. Una espirometría mostró un
patrón obstructivo grave sin respuesta a los broncodilatadores, con FVC de
2,66 (53%), FEV1 de 0,88 (23%) y FEV1/FVC de 33,08 (44%). También
se realizó una pulsioximetría nocturna, que no fue compatible con apneas