Página 194 - FVM

Versión de HTML Básico

194
Capítulo 11
de forma precoz fracasan y hay que reintubar, que globalmente presentan
problemas de obstrucción de la vía alta y de movilización de secreciones,
con presencia de estridor en algunos casos; y un segundo grupo en el cual
la decisión de intubación es más tardía, en quienes el fracaso ventilatorio es
paulatino y progresivo, y más relacionado con una insuficiente capacidad
para el trabajo ventilatorio que deben realizar.
Estos pacientes deben conectarse de nuevo al ventilador en modo asisti-
do-controlado, y decidir que técnica de sustitución parcial de la ventilación
vamos a utilizar. Será en estos pacientes que debemos reintubar, tanto en
el subgrupo precoz (obstrucción de la vía alta) como en el de incapacidad
ventilatoria, en quienes con frecuencia será un recurso, para interrumpir la
ventilación, la práctica de una traqueostomía.
Se ha sugerido también la posibilidad de utilizar ventilación no invasiva
en los pacientes en quienes fracasa la extubación y muestran criterios de
insuficiencia respiratoria. Los trabajos no son concluyentes, y podríamos
decir que en pacientes seleccionados y practicada por grupos expertos, puede
tener indicación esta técnica no invasiva. Sin embargo, hay que tener en
cuenta que puede retrasar la intubación de los pacientes que en última ins-
tancia necesitarán ser intubados, y que deben ser estrictamente vigilados,
pues les ponemos en riesgo de retrasar la maniobra de intubación en una si-
tuación más crítica. Es por ello que debe reflexionarse bien sobre los posibles
beneficios de iniciar la ventilación no invasiva en este grupo de pacientes.
5 Traqueostomía en el fracaso de la extubación
Se ha recomendado practicar una traqueostomía de forma precoz en los
pacientes en que se sospecha una ventilación prolongada, con el fin de me-
jorar su confort. Esta técnica tiene las ventajas de que les permite deglutir,
es más fácil su movilización (sin una posible extubación accidental) y no
tienen la molestia de tener el tubo en la boca, que muchas veces prolonga
la necesidad de sedación.
También se utiliza la traqueostomía en los pacientes en que fracasa la
extubación y precisan ser reintubados. Cuando se realiza por persistencia
del fracaso de la extubación, por motivos relacionados con disfunción de
la permeabilidad de la vía alta, y esta alteración mejora con el tiempo, la
utilidad de la traqueostomía es manifiesta. El problema aparece cuando
se realiza en pacientes con un deterioro grave de la función pulmonar. En
estos casos, la traqueostomía permite un mayor confort, la movilidad del