Página 189 - FVM

Versión de HTML Básico

Interrupción de la ventilación mecánica
189
tilatoria inferior a la capacidad del mismo para realizarla. Ya lo decían los
místicos: «Desgraciado el hombre que sus necesidades van más lejos que
sus capacidades».
En estos pacientes se han recomendado varios indicadores e índices de
variables con el fin de, conociendo su estado funcional, predecir el éxito de la
interrupción de la ventilación. Estas mediciones deben realizarse a la cabe-
cera del paciente, de manera sencilla, y de forma periódica, para ayudarnos a
identificar aquellos que serán capaces de recuperar la ventilación espontánea
y los que no tolerarían la prueba de desconexión, evitándoles así el esfuerzo,
la disnea y el temor que sufren. En algunos casos también nos evitará la
maniobra de extubación y reintubación, que para el paciente supone una
mayor incidencia de neumonía nosocomial y una mayor mortalidad.
A continuación describiremos una serie de parámetros de la función
pulmonar que pueden ser de ayuda para conocer mejor la situación del
paciente frente al reto de recuperar la ventilación espontánea.
3.1 Intercambio de gases
La corrección en el intercambio de gases es un criterio de curación de la
insuficiencia respiratoria aguda previa a la interrupción de la ventilación.
Así, una PaO
2
≥60 mmHg con una F
I
O
2
≤0,4 es un criterio imprescindible,
y de forma similar un gradiente P(A – a)O
2
<350 mmHg y una relación
PaO
2
/ F
I
O
2
>200. Suelen seguirse estos consejos, si bien el intercambio de
gases no es un factor limitante para conseguir la respiración espontánea.
3.2 Presión inspiratoria máxima
La presión inspiratoria máxima (PImax) evalúa la fuerza de los músculos
respiratorios para generar presión inspiratoria. Los valores de PImax que se
consideran necesarios para tolerar la ventilación espontánea son próximos a
30 cmH
2
O. Es una medida de realización a la cabecera del paciente.
3.3 Ventilación minuto y ventilación voluntaria máxima
Debemos recordar que cuando hablamos de ventilación debemos pensar
en CO
2
. Así, la ventilación minuto que realizamos es la que precisamos