Página 18 - FVM

Versión de HTML Básico

18
Capítulo 1
que cuando se abra la vía aérea se establecerá una diferencia de presión con
la atmósfera que generará el flujo inspiratorio. De nuevo, al acortarse el dia-
fragma aumenta el eje longitudinal del tórax, lo cual produce una presión que
llamaremos presión generada por los músculos respiratorios (Pmus), que se
consumirá en desplazar el pulmón (Pel, presión de retroceso elástico), y el resto
de la presión será apta para generar flujo (P V
.
). Lo podríamos representar así:
Pmus – Pel = P V
.
.
Esta presión apta para generar flujo es la que genera un gradiente de
presión en relación a la presión atmosférica (PB):
P = PB – P V
.
.
Si este gradiente de presión es alto el flujo será alto, el volumen circulante
será grande y se producirá la renovación del gas alveolar y el intercambio
de gases.
3 Situaciones en que el flujo inspiratorio no es adecuado
La inspiración que hemos descrito es la pormenorización de mecanismos
instantáneos que, partiendo de estímulos generados en el centro respirato-
rio, conducen a la contracción del diafragma para generar la presión ins-
piratoria. Si la presión muscular que se genera es baja o la presión que se
necesita para desplazar el pulmón es alta, la presión apta para generar flujo
será baja, el flujo será bajo y se producirá una hipoventilación.
A modo de ejemplo, y no de forma exhaustiva, vamos a describir situa-
ciones clínicas que pueden actuar en este eje que se inicia con un estímulo
del centro respiratorio hasta la consecución de la presión apta para generar
flujo, y que pueden alterar esta cadena y hacer que tan perfecto mecanismo
para regular la respiración se convierta en una situación patológica que
debamos sustituir.
El estímulo inspiratorio se genera, como hemos dicho, en el centro res-
piratorio. En la figura 3 se esquematizan, con la flecha n.º 1, las alteraciones
que algunos pacientes presentan a este nivel, y que condicionarán que los es-
tímulos sean menos frecuentes y menos intensos. Una situación clínica que se
presenta con cierta frecuencia en los servicios de urgencias es la intoxicación
por benzodiacepinas, que puede ser un buen ejemplo de esta situación y en