Página 162 - FVM

Versión de HTML Básico

162
Capítulo 10
1 Monitorización del intercambio gaseoso
El intercambio gaseoso puede monitorizarse de forma invasiva, mediante
el análisis intermitente de una muestra de sangre arterial, o de forma no
invasiva con la pulsioximetría y la capnografía.
1.1 Gasometría arterial
La medición intermitente de los gases en sangre arterial es un aspecto básico
del cuidado del paciente ventilado mecánicamente, y se considera el método de
referencia para valorar el intercambio gaseoso, ya que permite evaluar la
oxigenación, la ventilación y el balance ácido-base. No obstante, los resultados
de la gasometría arterial son puntuales y pueden fluctuar en los pacientes graves
estables sin que haya ningún cambio en su situación clínica o en el tratamiento.
Como con cualquier parámetro de laboratorio, es más útil considerar la tenden-
cia que siguen los valores y debe evitarse actuar ante un único resultado, salvo
que se identifiquen anormalidades importantes. Los parámetros medidos direc-
tamente por el gasómetro son la PaO
2
, la PaCO
2
y el pH. El resto son valores
derivados, salvo la SaO
2
, que puede medirse directamente con un cooxímetro.
1.1.1 Presión parcial de oxígeno arterial (PaO
2
)
Este parámetro representa la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma.
El valor normal de la PaO
2
en las personas sanas, a nivel del mar, es de
80 a 100 mmHg. El valor de PaO
2
debe interpretarse siempre respecto a la
fracción inspirada de oxígeno (F
I
O
2
). Por ejemplo, una PaO
2
de 95 mmHg
respirando un 100% de oxígeno es completamente diferente al mismo valor
de PaO
2
respirando aire ambiental. De hecho, el índice de oxigenación más
utilizado y fácil de calcular es la relación PaO
2
/F
I
O
2
, que sirve para diferenciar
una lesión pulmonar aguda (PaO
2
/F
I
O
2
<300) del síndrome de distrés respi-
ratorio agudo (PaO
2
/ F
I
O
2
<200).El descenso de la PaO
2
o hipoxemia ocurre
en enfermedades pulmonares que cursan con
shunt
(Qs/Qt), desequilibrio
entre ventilación y perfusión (V/Q), hipoventilación y defectos de la difusión.
Por otra parte, una disminución del oxígeno inspirado (altitud) o una reduc-
ción de la PO
2
venosa mixta (descenso del gasto cardiaco) también pueden
producir hipoxemia. Por el contrario, el aumento de la PaO
2
o hiperoxemia
suele ser consecuencia de la administración de oxígeno suplementario o de