Página 15 - FVM

Versión de HTML Básico

Capítulo 1
Cómo se respira
Objetivos
Recordar cómo se produce la inspiración.
Analizar cómo se genera el flujo inspiratorio.
Definir situaciones en que el flujo inspiratorio estará afectado.
Describir cómo mejorar el volumen inspirado.
Introducción
Algo empujó al Señor para que colocara el pulmón tan pegado al cerebro.
Parece que está más cerca del cerebro que otros órganos. Por muchos in-
tentos que hagamos en concentrar nuestra mente para intentar aumentar
el filtrado glomerular o la fracción de eyección del ventrículo izquierdo
nos será imposible; en cambio, con qué facilidad podemos aumentar el
volumen inspirado o la frecuencia respiratoria, o incluso realizar una apnea
prolongada. No es el momento de hacer referencia a lo sublime que es para el
poeta la palabra «inspiración», ni de hacer comparaciones en lo poco creíble
que resulta que en un músculo, que solamente se contrae, estén nuestros
más altos sentimientos. No parece menor destacar que sin el control del
mecanismo de la respiración no podríamos hablar, ni cantar, ni reír; si no
controlásemos la ventilación, no podríamos hacer ninguna de estas cosas.
Volviendo a la fisiología respiratoria, que es el tema que nos ocupa, vamos
a referirnos en este capítulo a cómo se produce la respiración normal. El fin
último del pulmón es intercambiar gases, y para que esto se produzca se re-
nueva el gas en los pulmones mediante la inspiración y la espiración. Vamos
a desarrollar de qué manera se genera este movimiento de gas, centrándonos