Página 138 - FVM

Versión de HTML Básico

138
Capítulo 8
el fin de asegurar el control de la ventilación. El grado de parálisis muscular
debe monitorizarse con un neuroestimulador que permita aplicar una serie
de estímulos eléctricos («tren de cuatro») a un nervio periférico, preferente-
mente el nervio cubital a nivel de la muñeca.
6 Cuidados generales del paciente ventilado
6.1 Humidificación
Normalmente el gas inspirado sufre un acondicionamiento en la vía aérea,
de manera que llega a los alvéolos saturado por completo de agua a tem-
peratura corporal (37 ºC, humedad relativa del 100%). El punto en que el
aire alcanza esta temperatura y humedad está situado justo por debajo de
la carina. Por encima de ella, el calor y la humedad tienen que añadirse al
gas inspirado y proceden del gas espirado. Los pacientes con una vía aérea
artificial (tubo endotraqueal o cánula de traqueostomía) tienen puenteada
gran parte de esta área, de manera que necesitan un dispositivo externo de
humidificación en el circuito ventilatorio. Hay dos grandes grupos de hu-
midificadores: de calentamiento activo o cascadas, e intercambiadores de
calor y humedad. Estos últimos, también llamados «narices artificiales» o
humidificadores higroscópicos, son los que más se utilizan en los pacientes
sometidos a ventilación mecánica. Proporcionan una humidificación pasi-
va de la mezcla inspirada de aire y oxígeno a partir del calor y la humedad
recogidos previamente en el gas espirado por el paciente (véase la figura 1).
Estos humidificadores constituyen una alternativa interesante a las cas-
cadas, pues no precisan electricidad y tienen un bajo coste. Sin embargo, la
resistencia y el espacio muerto que llevan asociados pueden ser problemáti-
cos, ya que aumentan el trabajo respiratorio y el requerimiento ventilatorio,
en particular cuando el volumen circulante es bajo. En los pacientes con
ventilación mecánica prolongada o con secreciones abundantes, la humidi-
ficación proporcionada por estos sistemas puede resultar insuficiente, y en
estos casos es preferible un humidificador activo.
6.2 Cambios de posición
Habitualmente los pacientes sometidos a ventilación mecánica están inmo-
vilizados en decúbito supino y corren el riesgo de desarrollar atelectasias y