Página 131 - FVM

Versión de HTML Básico

Capítulo 8
Tratamiento del paciente
ventilado mecánicamente
Objetivos
Destacar la importancia de la valoración clínica del paciente ventilado.
Determinar cuándo y cómo ajustar los parámetros ventilatorios.
Cómo adaptar el paciente al ventilador.
Reconocer el empeoramiento súbito del paciente ventilado.
Interpretar de forma adecuada las alarmas del ventilador.
1 Los primeros 30 minutos de ventilación mecánica
Tras el inicio de la ventilación mecánica es necesario hacer una primera
valoración de los elementos que componen el sistema paciente-ventilador.
Una vez conectado el paciente al ventilador, debe auscultarse el tórax para
comprobar la simetría de la ventilación, indicativa, entre otras cosas, de una
posición idónea del tubo endotraqueal. La presión del neumotaponamiento
del tubo endotraqueal, medida en espiración, debe mantenerse por debajo
de 30 cmH
2
O (20-25 mmHg) para reducir la posibilidad de daño traqueal.
Asimismo, es importante determinar la variación que experimentan algu-
nos parámetros vitales, como la frecuencia cardiaca y la presión arterial, en
respuesta a la ventilación mecánica.
La adecuación de la oxigenación y de la ventilación ha de evaluarse me-
diante una gasometría arterial realizada 10 a 20 minutos después de iniciar
el soporte ventilatorio. Posteriormente, la pulsioximetría y la capnografía
permitirán la monitorización no invasiva del intercambio gaseoso. Una ra-
diografía de tórax servirá de referencia para futuros estudios y permitirá