Página 118 - FVM

Versión de HTML Básico

118
Capítulo 7
flujo de gas adecuado. Esto mejorará la sincronía y disminuirá el trabajo
respiratorio (véase la figura 1).
Durante la ventilación controlada, la magnitud del flujo permite establecer
un tiempo inspiratorio específico. Los flujos rápidos producen un acortamien-
to del tiempo inspiratorio, un aumento de la presión pico de la vía aérea y un
empeoramiento de la distribución del gas inspirado. Por el contrario, los flujos
lentos reducen la presión pico, mejoran la distribución de la ventilación e in-
crementan la presión media de la vía aérea a expensas de prolongar el tiempo
inspiratorio, pero pueden inducir un deterioro de la función cardiovascular
y atrapamiento aéreo, al reducirse el tiempo disponible para la espiración.
Al inicio de la ventilación mecánica debe establecerse un flujo que asegure
un tiempo inspiratorio de alrededor de 1 segundo (0,8-1,2 s), lo que equivale
a programar un flujo pico o máximo de unos 60 l/min (40-80 l/min). En los
pacientes con EPOC, un flujo en torno a 100 l/min puede mejorar el intercam-
bio gaseoso, ya que alarga el tiempo espiratorio y reduce el atrapamiento aéreo.
9.2.3 Patrón de flujo inspiratorio
El flujo inspiratorio puede tener diversas morfologías: rectangular o cua-
drado, acelerado, decelerado y sinusoidal (véase la figura 2). En la práctica
clínica, los patrones de flujo más utilizados son el constante, rectangular o
Figura 1. Efecto del flujo inspiratorio sobre la demanda del paciente. A) Flujo inspiratorio
insuficiente. B) Flujo inspiratorio adecuado con tiempo inspiratorio menor.
A B
Presión
Flujo
20
0
100
50
0
–50
–100
–150