Página 113 - FVM

Versión de HTML Básico

Inicio de la ventilación mecánica
113
la apertura de la válvula inspiratoria y la entrega del volumen circulante
programado en respuesta al esfuerzo inspiratorio del paciente. El esfuerzo se
relaciona con la actividad del centro respiratorio, puede expresarse como la
presión inspiratoria generada por el paciente con la vía aérea ocluida durante
los primeros 100 ms del inicio de la inspiración (P
0.1
) y se traduce en una
depresión en la curva de presión de la vía aérea antes de que el ventilador
suministre el volumen prefijado. Una vez que el esfuerzo inspiratorio del
paciente ha sido capaz de activar el
trigger,
la totalidad del trabajo respira-
torio es realizada por el ventilador.
Otro aspecto a tener en cuenta es el llamado tiempo de respuesta, el
intervalo de tiempo que transcurre entre la detección del esfuerzo inspira-
torio por el ventilador (depresión en la curva de presión) y el suministro del
flujo de gas, que está directamente relacionado con el trabajo respiratorio.
Cuanto mayor sea este tiempo, más esfuerzo tendrá que generar el pacien-
te. Por fortuna, los nuevos ventiladores mecánicos han conseguido acortar
notablemente este intervalo de respuesta.
El nivel de sensibilidad debe ser adecuado para que no suponga un es-
fuerzo adicional para el paciente. Una sensibilidad excesiva puede conducir
al auto-
trigger
del ventilador, mientras que un valor umbral demasiado ele-
vado hará que el
trigger
resulte inefectivo.
Dependiendo de las capacidades del ventilador, el
trigger
puede establecer-
se por presión o por flujo. En el
trigger
por presión, el esfuerzo inspiratorio
del paciente produce una caída programada (0,5-2 cmH
2
O) de presión en la
rama inspiratoria del circuito ventilatorio. En el
trigger
por flujo, el esfuerzo
inspiratorio del paciente ocasiona un descenso predeterminado (1-3 l/min) en
el flujo basal del circuito ventilatorio, sin requerir disminución en la presión
de la vía aérea. Se ha demostrado que el
trigger
por flujo es más sensible
y tiene un tiempo de respuesta menor que el
trigger
por presión, lo cual
implica un menor trabajo respiratorio para el paciente.
9.2 Parámetros ventilatorios iniciales estándar
Amadeo Meier, experto constructor de ventiladores que vivió en Ginebra la
epidemia de poliomielitis, explicaba que durante esa epidemia la población
civil voluntaria hacía turnos para ventilar a mano a los niños enfermos, y
conseguía aprender en pocos minutos una forma sencilla de ventilación.
El método consistía en hacer cantar a los voluntarios en voz alta «chum-
ta-ta, chum-ta-ta, chum-ta-ta, chum-ta-ta». Con el «chum, chum, chum»