Página 100 - FVM

Versión de HTML Básico

100
Capítulo 6
inspiratoria. A medida que dicho tiempo aumenta, el flujo al inicio
de la inspiración disminuye.
Puesto que la inspiración es iniciada y ciclada por el paciente, re-
sulta esencial que la alarma de apnea esté activada, de modo que el
ventilador proporcione una ventilación de respaldo en caso de que
el paciente dejara de respirar.
• Ventajas:
El paciente y el ventilador actúan en sincronía para conseguir una
ventilación óptima, con menor probabilidad de asincronía.
El grado de soporte puede variar desde soporte ventilatorio casi total
hasta ventilación espontánea.
Puede asistir las respiraciones espontáneas del paciente durante la SIMV.
• Desventajas:
Variabilidad del volumen circulante, según los cambios en la me-
cánica ventilatoria.
En caso de fuga a través del circuito, o de fístula broncopleural, el
ventilador puede no sensar la disminución del flujo inspiratorio y
no producirse el ciclado a espiración, con lo cual se prolonga de ma-
nera excesiva el tiempo inspiratorio. En esta situación, un ciclado
secundario por tiempo finalizará la inspiración a los 2 o 3 segundos.
Si el paciente exhala activamente o tose, el ventilador puede ciclar
por presión a la fase espiratoria en caso de que se supere un límite
de 2 a 5 cmH
2
O sobre el valor prefijado.
3.3.5 Presión positiva continua en la vía aérea
Se trata de una modalidad de ventilación espontánea, en la cual el ventilador
mantiene de forma constante un nivel predeterminado de presión positiva
durante todo el ciclo ventilatorio. El ventilador no suministra ningún ciclo
mecánico, por lo que no debe considerarse como un verdadero modo de
ventilación mecánica. Durante la CPAP, el paciente asume la mayor parte
del trabajo respiratorio, ya que genera su propio flujo inspiratorio, su fre-
cuencia respiratoria y su volumen circulante, simulando en gran medida el
patrón de ventilación espontánea (véase la figura 8).